Buscar

Ataques de pánico: causas, síntomas y recomendaciones

Actualizado: 1 de feb de 2019


Cuando una persona sufre un ataque de pánico por primera vez, se genera un malestar muy intenso, que sobreviene de manera inesperada e intensa, añadiendo mayor malestar por la sensación de que no se puede controlar en absoluto, dejando la sensación de poder volver a pasar en cualquier momento.

Los síntomas de una crisis de ansiedad o ataque de pánico son según el Manual diagnóstico son:

  • Aceleración de la frecuencia cardíaca o palpitaciones.

  • Sudoración, sequedad de boca.

  • Temblor en extremidades.

  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia, sensación de ahogo.

  • Dolor o molestias en el pecho.

  • Náuseas o malestar abdominal.

  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o de desmayo.

  • Escalofríos o sensación de calor.

  • Sensación de entumecimiento o de hormigueos (parestesias).

  • Sensación de irrealidad (desrealización) o de separarse de uno mismo (despersonalización).

  • Miedo a “volverse loco” o perder el control, a desmayarse en plena calle, miedo a morir.

Es muy probable que no se pueda identificar un motivo u origen, lo que aumenta esa sensación tan incómoda de incontrolabilidad y que pueda suceder en cualquier momento. En realidad, sí existen estímulos o detonantes que causan los ataques de pánico. En cada persona puede ser diferente pero se han encontrado algunas causas que los generan:

  • Si consumimos drogas o alcohol.

  • La percepción de una situación como terrible o muy peligrosa (aunque racional y objetivamente no lo sea).

  • Estar bajo mucho estrés y ansiedad durante largo tiempo.

  • Tener la sensación de no poder controlar alguna situación por sentir una intensa inseguridad.

Si bien la literatura científica apunta a que existe una predisposición o cierta vulnerabilidad a poder sufrir ataques de pánico, incluso en estos casos, es posible llevar a cabo algunas pautas que te van a ayudar a manejar las crisis:

  1. Una pauta muy importante que revierte e impide que el ataque de pánico se dispare, es practicar ejercicios de respiración. Si los practicas a diario, será más fácil recurrir a ellos en el momento que pueda surgir un ataque de pánico.

  2. Aprender a detectar los pensamientos que originan y mantienen la crisis, es fundamental para conseguir que desaparezcan los ataques de pánico.

  3. Repasar con qué nivel de ansiedad funciono en mi vida diaria, qué fuentes de estrés tengo y que mantienen esos niveles de ansiedad que, es muy probable que te pase desapercibido.

  4. Procura no ingerir sustancias como cafeína, alcohol o drogas que favorezcan estados de alerta o excitación.

  5. Puedes comenzar a realizar deporte aeróbico, ejercicios que propicien estados de relajación (yoga, meditación...)

La terapia cognitivo-conductual (TCC), es la que ha demostrado mayor efectividad en el tratamiento de los ataques de pánico y la agorafobia. Aprenderás a identificar las sensaciones que desencadenan la crisis, los pensamientos que hay detrás de esas emociones tan intensas, el posible origen y mantenimiento de los ataques de pánico, además de diferentes estrategias y herramientas para lograr reducir la intensidad y controlarlo, recuperando tu calidad de vida.

www.psicoterapiamadridcentro.com


#emociones #fobiasocial #psicología #obsesiones #inquietud #tratamientodeansiedad #ansiedad #crisisdeansiedad #psicologaMadrid #preocupaciones #estrés #angustia #psicólogaenmadrid #ataquedeansiedad #emoción #somatización #depresión #ataquedepanico

CONTACTA CON NOSOTROS
PIDE UNA CITA

Mov: 668 823 484

Telf: 910 059 688

DÓNDE ESTAMOS
TU PSICÓLOGO EN MADRID

Calle de Mejía Lequerica, 3 - Madrid

PSICOTERAPIA MADRID CENTRO 
ESCRÍBEME

Email

Psicóloga especialista en Ansiedad y Depresión | Psicoterapia y Pericial Psicologica®

18-3-18-0143.jpg

© 2016 Psicoterapia Madrid Centro | Todos los derechos reservados  |  Aviso Legal