Psicólogos especialistas en Ansiedad

Tratamiento de Ansiedad en Madrid

TRATAMIENTO DEL TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

La preocupación excesiva o anticipación aprensiva es la característica esencial del Trastorno por Ansiedad Generalizada o TAG. Este exceso de preocupación se produce durante más días de los que ha estado ausente durante un mínimo de seis meses, en relación con diversos sucesos o actividades (familia, laboral o escolar...). Se mantiene y persiste un estado de ansiedad generalizada que no está limitada y tampoco predomina en ninguna circunstancia ambiental en particular. La sintomatología es muy variable: sensación de estar constantemente nervioso, tensión muscular, sudoración, mareos, palpitaciones, vértigos y molestias estomacales.

Además, las características y parámetros de las  preocupaciones que constituyen el Trastorno por Ansiedad Generalizada son diferentes de las preocupaciones que cualquier persona tiene en su vida diaria. En concreto, las preocupaciones que se dan en este trastorno, se caracterizan por ser excesivas o desproporcionadas, mucho más  frecuentes, duraderas e intensas, son más difíciles de controlar, tienen que ver con un gran número de temas o situaciones, generan mucho malestar emocional y síntomas físicos, llegando a producir deterioro en áreas importantes del funcionamiento de la persona.

Las preocupaciones que se dan en el TAG, aunque pueden darse también obsesiones, se diferencian de éstas en que las obsesiones son pensamientos o imágenes intrusivas e inaceptables para la persona que los experimenta, con un contenido más bien estático que, cuando aparecen, llegan a generar un intenso malestar. Este tipo de cogniciones (las obsesiones), van acompañadas de compulsiones (conductas manifiestas que son externas o mentales que son internas) dirigidas a reducir a corto plazo o de manera inmediata, la ansiedad asociada.

Por otro lado, las preocupaciones excesivas que caracterizan el Trastorno por Ansiedad Generalizada, también se diferencian de las 'rumiaciones depresivas' en el contenido de éstas. Las 'rumiaciones' (dar vueltas en exceso a un acontecimiento o idea) que se dan en las depresión, están centradas en eventos negativos del pasado, de uno mismo o del futuro. En cambio, las que se dan en la preocupación excesiva, están focalizadas más bien en futuros eventos o repercusiones inquietantes del futuro que puedan tener algún evento. 

 

Cuando estas preocupaciones se centran en la salud, puede generarse una hipocondría, que se caracteriza por la preocupación o convicción de tener una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de alguna sensación corporal u otro signo que aparezca en el cuerpo, llegando a generar un estado de angustia intenso que suele llevar a la búsqueda de explicaciones y exploraciones médicas que, a corto plazo, pueden disminuir el malestar pero a continuación vuelve nuevamente la preocupación y el sufrimiento. Este tipo de trastorno, genera una gran incomprensión de quien lo sufre, lo que aumenta su aislamiento y agravamiento.

En ocasiones, pueden surgir una ansiedad intensa que revierte en ataques de pánico, lo que puede generar un agravamiento. En caso de sufrir un cuadro de ansiedad intenso que genere el ataque de pánico o de angustia, es importante consultarlo con un profesional psicólogo especialista en ansiedad ya que, lo más probable es que se trate de un cuadro aislado, pero cuando ya existe ansiedad generalizada, es muy recomendable que tu psicólogo te enseñe y ayude a manejar el ataque de pánico.

Terapia psicológica con un psicólogo especialista en ansiedad

El Trastorno por Ansiedad Generalizada, debe ser tratado por un profesional especialista en ansiedad. Desde la Psicología y, en concreto la Terapia Cognitivo Conductual, el objetivo del tratamiento de la ansiedad generalizada es que el propio paciente adquiera los conocimientos y herramientas que le van a servir en el avance y, con la ayuda del psicólogo, aprenderá a emplearlas de manera eficiente. De esta forma, será el propio individuo quien de manera autónoma consiga su bienestar.

 

Por tanto, la intervención o tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada incluye, a grandes rasgos:

  • técnicas de desactivación (respiración, relajación...).

  • reestructuración cognitiva focalizada de las interpretaciones que el paciente realiza ante las situaciones que le reportan un intenso malestar.

  • exposición a las preocupaciones.

  • entrenamiento en solución de problemas y planificación (organización del tiempo, actividades, etc...).

  • plan de prevención de recaídas.

EL tratamiento de la ansiedad tiene como objetivo que aprendas a reducir y gestionar los síntomas desde el principio y sobre todo, en caso de que también se presenten ataques de pánico, poder controlarlos para recuperar tu calidad de vida.

¿Necesitas un psicólogo especializado en ansiedad?

Si buscas ayuda psicológica, llámanos al 910 059 688 / 668 823 484 o escríbenos a consulta@psicoterapiamadridcentro.com para reservar tu cita con un psicólogo en Madrid centro. Somos profesionales psicólogos con amplia experiencia en tratamiento de ansiedad.